ES/Prabhupada 0302 - Las personas no están dispuestas a entregarse

From Vanipedia


Las personas no están dispuestas a entregarse
- Prabhupada 0302


Extracto clase -- Seattle, 2 octubre 1968

Prabhupāda: Estamos leyendo Las enseñanzas del Señor Caitanya. Comenzaremos a leer a partir de donde lo dejamos en nuestra última reunión. ¿Puedes leer? Si. Comienza en la página veintinueve.

Tamāla Kṛṣṇa: Página veintinueve, pero ¿dónde quedó?

Prabhupāda: Lee en cualquier parte, eso es todo. Si.

Tamāla Kṛṣṇa: Está bien. “En el Bhagavad-gītā se nos informa que la naturaleza constitucional del alma individual es ser alma espiritual y no materia. Como alma espiritual es parte integral del Alma Suprema, la Verdad Absoluta, la Personalidad de Dios. También aprendemos que es el deber del alma espiritual rendirse porque únicamente entonces puede ser feliz. La instrucción final del Bhagavad-gītā es que el alma espiritual se entregue completamente al Alma Suprema, Kṛṣṇa, y de esta manera alcance la felicidad. También aquí el Señor Caitanya, respondiendo a las preguntas de Sanātana, repite la misma verdad, no obstante existe una diferencia, aquí el Señor Caitanya no da información sobre el alma espiritual que ya ha sido descrita en el Bhagavad-gītā”.

Prabhupāda: Sí. La cuestión de cuál es la posición constitucional del alma espiritual se ha discutido muy detalladamente en el Śrīmad-Bhagavad-gītā. Y la última instrucción de Kṛṣṇa en el Bhagavad-gītā es sarva-dharmān parityajya mām ekaṁ śaraṇaṁ vraja (BG 18.66). Le ha enseñado a Arjuna todos los tipos de sistemas de yoga, todas las formas de procesos ritualísticos, sacrificios, especulación filosófica, cuál es la posición constitucional de este cuerpo, cuál es la posición constitucional del alma. En el Bhagavad-gītā ha descrito todo. Y finalmente le dice a Arjuna: “Mi querido Arjuna, puesto que tú eres Mi muy querido amigo, te voy a revelar la parte más confidencial del conocimiento védico”. ¿En qué consiste? “Simplemente entrégate a Mí”. Eso es todo. La gente no tiene inclinación a entregarse, por eso tienen que aprender tantas cosas. Como por ejemplo un niño, simplemente tiene un sentimiento de dependencia de sus padres, y es feliz así. No necesita aprender filosofía para vivir felizmente. El niño depende completamente del cuidado de sus padres y de esa forma es feliz. Es una filosofía muy sencilla. Pero debido a que tenemos una civilización con un conocimiento tan avanzado, tenemos que entender esta filosofía tan simple a través de tantos juegos de palabras. Por eso este movimiento de conciencia de Kṛṣṇa tampoco está desprovisto de argumentos. Tenemos montones de libros de filosofía. Pero si aceptan este proceso tan simple... Dios es grande y nosotros somos Sus partes integrales; por lo tanto nuestro deber es servir a Dios y entregarnos a Él. Eso es todo. Caitanya Mahāprabhu, sin hablar acerca de la posición constitucional, la filosofía, el conocimiento, el sistema de yoga y todas esas cosas, inmediatamente comienza a explicar que la posición constitucional del ser viviente es servir al Supremo. Eso es. Ése es el comienzo de las enseñanzas de Caitanya Mahāprabhu. Eso significa que las enseñanzas del Señor Caitanya Mahāprabhu comienzan donde termina el Bhagavad-gītā. Continúa.

Tamāla Kṛṣṇa: “Él comienza desde el punto donde Kṛṣṇa finaliza Su instrucción. Es aceptado por todos los grandes devotos que el Señor Caitanya es Kṛṣṇa mismo, y por lo tanto, inicia Su instrucción a Sanātana desde el punto donde concluyó Sus instrucciones a Arjuna en el Bhagavad-gītā: ‘Tu posición constitucional es que eres un alma viviente pura’. Le dijo el Señor a Sanātana, ‘no debes identificar este cuerpo como tu verdadero yo, tu verdadera identidad no es tu mente, ni tu inteligencia, ni tu ego falso. Tu identidad es que eres el sirviente eterno del Señor Kṛṣṇa’ ”.

Prabhupāda: Aquí hay algunos puntos importantes, las personas que se encuentran sumidas en la plataforma material burda, piensan: “Yo soy este cuerpo, yo soy este cuerpo”. Cuerpo significa los sentidos; por lo tanto felicidad significa satisfacer los sentidos, gratificación sensual. Ésa es la forma más burda de comprensión del yo. Este cuerpo, la mente y la inteligencia, también son considerados como el yo. Ahora, en la etapa más burda de nuestra vida, pensamos que este cuerpo es el yo. En una etapa más sutil, pensamos que somos la mente y la inteligencia. Pero en realidad, el verdadero yo está más allá de este cuerpo y más allá de esta mente y la inteligencia. Ésa es la cuestión. Los que tienen una concepción corporal del ser son materialistas. Y los que tienen el concepto de que son la mente y la inteligencia son filósofos y poetas. Filosofan o nos transmiten sus ideas a través de la poesía, pero sus concepciones todavía son erróneas. Cuando uno llega al punto de la plataforma espiritual, entonces eso se llama servicio devocional. Esto es lo que está explicando Caitanya Mahāprabhu.